Con esta guía se quiere contribuir a proporcionar a nuestra juventud una educación afectivo-sexual sana y placentera, donde chicos y chicas disfruten por igual de sus relaciones y de sus cuerpos. Desmontar los mitos que la industria pornográfica transmite a las y los menores, y que tanto daño hacen a sus relaciones afectivas y sexuales. Se trata de analizar, corregir y compensar actitudes y comportamientos que conducen a la juventud a la insatisfacción y a la agresividad, y mostrar otras conductas que ayudarán a conseguir mejores relaciones y más satisfacción personal.

Las denuncias han crecido un 15% durante el primer trimestre de este año y 240 de ellas fueron por violencia física y psíquica y el 38,5% ocurrieron en Pamplona.

La violencia machista solo ha salido peor una vez superada la pandemia. El número de denuncias que se disparó a cifras nunca vistas a lo largo del año 2022 se está recrudeciendo aún más a lo largo de este ejercicio, donde en el primer trimestre ya se superan en más de un 15% las cifras del año anterior. Si bien los especialistas jurídicos, policiales y sociales explican sobre este fenómeno que el mayor número de recursos y herramientas a disposición de las víctimas ayuda a que más mujeres dan el paso de denunciar, seguramente no solo esa parte puede explicar el crecimiento del todo. Lo cierto es que Navarra había alcanzado unos números realmente preocupantes, con más de cinco denuncias al día, y el porcentaje continúa imparable a día de hoy. Hay más violencia, más denuncias que llevan implícita conductas más graves, también más que hacen referencia a delitos sexuales y también más que afectan a víctimas que son menores de edad.

Son fenómenos que prácticamente van conexos. El ascenso disparado de la violencia machista coincide también con una escalada imparable de las denuncias presentadas por violencia sexual.

Las causas por agresiones sexuales suman entre enero y marzo hasta 84 procedimientos (17,3%), mientras que hubo 240 denuncias que se presentaron por víctimas que dijeron haber sufrido tanto situaciones de violencia física como psíquica, mientras que 82 se debieron a violencia psíquica y otras 77 se produjeron por los quebrantamientos de órdenes de protección.