Esta es la tercera y última parte de la entrevista que Leticia Garcés hace a Josean Echauri doctor en Psicología por la Universidad Pública de Navarra, dentro del proyecto #informados de #padresformados en colaboración con Jose Luis Cordon Cuesta donde hablamos de la #violenciafiloparental que está muy relacionado con la baja tolerancia a la #frustracion Hay que tener claro cual es nuestra posición de adulto, somos una referencia afectiva necesaria por eso «quien es colega de su hijo lo deja huérfano de referencia». ¿Que se diferencia un camino de un campo abierto? Las dos veredas, padre, madre y la importancia de limitar porque cuando carecen de ello, están en continua búsqueda de esos límites. Hablamos del maltrato por acción o por omisión, el riesgo es que se de continuamente y se convierta en hábito. También nos habla de la asociación que preside, la Asociación Iberoamericana de Psicología Jurídica – AIPJ que la componen 16 países.

En esta segunda entrevista que Leticia Garcés hace a Josean Echauri doctor en Psicología por la Universidad Pública de Navarra, dentro del proyecto #informados de #padresformados en colaboración con Jose Luis Cordon Cuesta, hablamos de la importancia de formar a los niños y niñas en competencias emocionales desde temprana edad porque los datos nos dicen que el 30% de los agresores de violencia de genero son menores de 30 años. Internet es una herramienta maravillosa pero que tiene que ser supervisada por los padres porque la realidad es que youtube se ha convertido en el gran educador y referente para los y las jóvenes. Josean nos cuenta que también van a los institutos para a conversar con los jóvenes sobre la importancia de la fortaleza del grupo ante el #bullying entre otros temas. También destacamos y hablamos de los y las jóvenes que están teniendo relaciones saludables y que se posiciona en contra de la violencia.

Esta es la primera entrevista que Leticia Garcés hace a Josean Echauri doctor en Psicología por la Universidad Pública de Navarra, dentro del proyecto #informados de #padresformados en colaboración con Jose Luis Cordon Cuesta, donde hablamos de la importancia de supervisar a nuestros hijos e hijas, reflexionamos sobre la necesidad de que tengan experiencias de frustración suficientes con límites y acompañamiento parental para que cuando crezcan cuenten con la capacidad de enfrentarse a nuevas frustraciones. Los primeros años de nuestros hijos e hijas son vitales para que aprenden a tolerar y gestionar la frustración, cuidado con los hijos #hiperprotegidos, hay que ir llenando la cajita de herramientas desde pequeños, #habilidadessociales #valores #competenciasemocionales para enfrentar el mundo de otra manera

El contrato firmado con PSIMAE, Instituto de Psicología Jurídica y Forense, S.L.P. estará en vigor hasta 2024 y dentro de él se contemplan diferentes facetas de la atención psicológica a víctimas, haciendo especial hincapié en los menores de edad.

También se asumen terapias para los autores de diferentes delitos, destacando entre ellas los programas de terapia individual y de grupo con maltratadores del ámbito familiar y agresores sexuales. Estas terapias se aplicarán a los condenados tanto en régimen ambulatorio como en prisión.

Para explicar la violencia filio-parental a nivel teórico se ha recurrido a la teoría del aprendizaje social (Bandura y Walters, 1959, 1963). Esta teoría sostiene que las conductas violentas que los progenitores emplean para relacionarse, tanto entre sí (victimización vicaria) como con los hijos (victimización directa), sirven de modelo para que los hijos aprendan por modelado. A este respecto, se han considerado como  moderadores de la relación entre la violencia entre progenitores y descendientes, así como los tipos de victimización infantil (directa y vicaria) como el tipo de violencia ejercida por los descendientes (física y psicológica). Tanto el tipo directo de victimización infantil como vicario se cree que incrementan la probabilidad de desarrollar conductas violentas ascendentes, encontrándose resultados similares en poblaciones comunitarias y judiciales. Si bien, la teoría y los modelos derivados del aprendizaje social han recibido apoyo general, se han encontrado resultados contrarios.

Alrededor de dos de cada diez niños y adolescentes sufren en algún momento de
su vida trastornos del comportamiento.
Aunque la mayoría son leves, algunos progresan y se enquistan o complican porque
se quedan sin diagnosticar y, por tanto, sin tratar. También otros son abordados
de manera incorrecta.
El objetivo de esta guía es enseñar a los padres a detectar estas anomalías y a
manejarlas adecuadamente. Esta Guía de trastornos del comportamiento de niños
y adolescentes está escrita por dos médicos pediatras y una psiquiatra infantil del
Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, de Madrid, uno de los hospitales con
mayor prestigio y número de pacientes pediátricos de Europa.

PrevenSI es un nuevo recurso especializado para la prevención del abuso sexual infantil (ASI). Se trata un proyecto innovador que nace de la unión entre el INSTITUTO DE PSICOLOGÍA FORENSE, el INSTITUTO INTRESS y la FUNDACIÓN IRES, y como consecuencia de un largo periodo de análisis del problema y las posibles estrategias para poder intervenir. Los y las profesionales impulsores manifiestan que la prevención del abuso sexual infantil es “una responsabilidad colectiva, que demanda la implicación activa de toda la sociedad”.

En la actualidad, entre un 10% y un 25% de la población ha sido víctima de abusos sexuales en la infancia.Además, un 44% de las víctimas de esta violencia sexual lo han sufrido de forma reiterada. La realidad de los abusos intrafamiliares pone de manifiesto que solo se acaban conociendo alrededor del 50% de éstos, y terminan en denuncia, aproximadamente, un 15% del total de los abusos.

PrevenSI aborda la realidad que se deriva de la pedofilia y la pederastia, unas de las causas más importantes de la violencia sexual contra los niños, las niñas y adolescentes. Las herramientas con las que desplegará su actividad estarán organizadas y coordinadas a través de una plataforma web especializada que se presentará en septiembre de este año. Esta web dispondrá de varios recursos tales como una línea de atención online y telefónica, entre otros. También está previsto el despliegue simultáneo de una campaña de sensibilización ciudadana con spots de video y diversos recursos.

PrevenSI ofrecerá orientación y herramientas preventivas a personas preocupadas y/o conocedoras de casos de ASI. También ofrecerá atención y derivación a pedófilos, usuarios de imágenes sexualmente abusivas (pornografía infantil) o personas que hayan realizado comportamientos de ASI o similares. Además, proporcionará apoyo y formación para la prevención del ASI a profesionales que trabajan o atienden a niñas, niños y/o adolescentes.

PrevenSI quiere alcanzar sus objetivos con acciones dirigidas a cada uno de los ámbitos donde la intervención ha demostrado una máxima eficacia, tales como:

  • Sensibilización y detección temprana del ASI. Facilitar información especializada sobre el problema y las soluciones para el abordaje del ASI, la pederastia y la pedofilia.
  • Información y formación: a la comunidad pero también a los y las profesionales.
  • Consultoría, supervisión y capacitación: a organizaciones y profesionales del campo jurídico, psicológico,médico, etc…
  • Apoyo y atención o derivación para el tratamiento a víctimas (directas e indirectas).
  • Atención y derivación a personas que presentan trastornos de preferencia sexual hacia niños/as o adolescentes y/o que hayan realizado comportamientos de ASI o similares.

La violencia escolar por razones de género es un fenómeno que afecta a millones de niños de ambos sexos. Esta violencia implica maltrato sexual, físico o psicológico dentro y alrededor de las escuelas, cometido contra quienes no se ajustan a las normas sexuales y de género predominantes, y tiene su origen en la dinámica de relaciones desiguales de poder.

Asimismo, tiene un impacto real en la vida del alumnado, y puede ocasionar desde la pérdida de autoestima y depresiones hasta embarazos precoces y no deseados, así como infecciones de trasmisión sexual como el VIH. Este tipo de violencia puede acarrear consecuencias graves en los resultados académicos y es la razón por la que muchos alumnos faltan a clase y no logran desarrollar su potencial académico o abandonan del todo los estudios.

Con esta afirmación, la UNESCO pone de relieve este grave problema y la necesidad de abordarlo y prevenirlo de forma eficaz. Para tal fin, ha publicado un documento a través del cual se ofrece una serie de orientaciones operativas claras y basadas en la evidencia, aportando diversos estudios de caso tomados de ejemplos de prácticas prometedoras y herramientas recomendadas para el sector de educación y sus asociados, que trabajan para eliminar la violencia de género.

Estas directrices proporcionan información clave a Gobiernos, responsables de la formulación de políticas, docentes, profesionales y sociedad civil que deseen tomar medidas concretas contra la violencia de género en el ámbito escolar.

Media docena de denuncias policiales que implican en abusos sexuales a sacerdotes navarros han puesto en la encrucijada a las autoridades eclesiales. Las víctimas ya no tienen miedo y hablan claro.

En la reciente cumbre antipederastia, cita inédita, el Papa Francisco decidió obligar a partir de ahora al personal de la Santa Sede denunciar de oficio cualquier tipo de abusos hacia menores. Antes, ya expuso su perdón público e impuso una política de tolerancia cero, aunque algunos sociólogos, como Javier Elzo, exigen más pincel que brocha en este tipo de planteamientos y discriminar la gravedad de los delitos y las consecuencias de las penas. Hay que acabar con el silencio y el encubrimiento, rezan también las comunidades cristianas de base. Dichos mensajes, con sus matices y críticas también (unas víctimas creen que el Papa se quedó lejos de sus reivindicaciones y otros opinan que se pasó de frenada y que aceptar la crítica de las víctimas, no supone someterse a su autoridad) quedan muy lejos aún del sermón oficial que predica el Arzobispado de Pamplona y Tudela.