Con el fin de conocer el perfil psicológico de los agresores sexuales de menores dentro del ámbito familiar, se han analizado tres casos que habían cometido, al menos, un delito sexual hacia menores y, además, habían finalizado el Programa de Intervención en Violencia Sexual en el centro penitenciario de Barcelona, Brians-2.

En este proyecto, se ha evaluado la personalidad de tres hombres, con una edad comprendida entre los 40 y los 45 años, mediante el Inventario Clínico multiaxial de Millon (MCMI-IV). También, el nivel de autoestima con la Escala de Autoestima de Rosenberg, además de la presencia de trastorno hipersexual, basándose en los criterios propuestos por el Manual de Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales en su 5ª versión (DSM-5) y el tipo de inclinación a través del VINCULATEST.

El presente documento aborda dos ámbitos para la planificación de acciones de protección del alumnado que, actualmente, representan un auténtico reto de abordaje y respuesta por parte de los centros educativos.
El documento define el protocolo a desarrollar para la elaboración de planes individualizados de prevención, protección e intervención tras la detección de alguna situación de riesgo, de menor o mayor gravedad, relacionada con el comportamiento suicida (ideación suicida, comunicación suicida, comportamiento suicida) y de las autolesiones.
El centro educativo, en función de cada caso, situación y circunstancias, podrá adaptar y ajustar su grado, modo e intensidad de implementación. El documento contiene, asimismo, sendos apéndices sobre contenidos de especial relevancia para la comprensión tanto del comportamiento suicida como de las autolesiones no suicidas (ANS) en la infancia y adolescencia.

Eres víctima de un delito de odio por racismo, xenofobia u otras formas de intolerancia asociadas si, por tu etnia, color de piel, religión o nacionalidad te ocurre algo de lo siguiente:

• Te agreden.
• Te amenazan.
• Te impiden con violencia hacer algo que la ley no te prohíbe.
• Te obligan con violencia a hacer algo que no quieres hacer.
• Te humillan.
• Te discriminan en el trabajo.
• Te impiden entrar en un establecimiento.
• Te expulsan de un establecimiento.
• No te quieren atender en un establecimiento.
• No te quieren atender en un servicio público.
• Te deniegan una prestación a la que tienes derecho.
• Causan daño a tus propiedades.

La Fundación CERMI Mujeres (FCM) ha elaborado El protocolo para la atención a mujeres con discapacidad víctimas de violencia. Se trata de un texto de referencia para la atención de colectivos de mujeres que requieren una atención especial debido a su situación de especial vulnerabilidad y que, según informan los estudios, presentan índices más elevados de exposición a violencia de género.

Ignacio J. Subijana, Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, España

Enrique Echeburúa, Universidad del País Vasco (UPV/EHU), España

Resumen

El artículo analiza la aportación de la prueba pericial psicológica al proceso judicial, así como los diferentes roles desempeñados por los psicólogos. Se describen los diferentes temas sobre los que cabe solicitar un dictamen a un psicólogo y se valora el rol procesal del psicólogo en el juicio, con especial mención a las diferencias entre su actuación como testigo-perito o su aportación como perito desde la perspectiva del secreto profesional. Asimismo se profundiza en las diversas funciones del perito y del juez en un proceso para garantizar un espacio procesal en el que el perito aporta un conocimiento especializado para coadyuvar a la decisión y el juez resuelve de forma argumentada el conflicto en el que se ha contado con la aportación del perito. Finalmente se señalan los conflictos de roles existentes actualmente y los principales retos de futuro en el ámbito de los dictámenes periciales.

Background

El consumo problemático de alcohol (PAU) está altamente correlacionado con las conductas de violencia en la pareja (IPV). Sin embargo, cuando se evalúan los tratamientos para los agresores de IPV que abordan el consumo de alcohol, los resultados son variados. Por lo tanto, el objetivo principal de este estudio fue evaluar la efectividad diferencial a largo plazo de un programa de tratamiento individual estándar para agresores de IPV dependiendo de la presencia de PAU.

Método

La muestra estuvo compuesta por 641 agresores masculinos de IPV que completaron un programa especializado de tratamiento individual para agresores de violencia de género. Todos los participantes fueron seguidos durante un año después de la finalización del tratamiento.

Resultados

Los efectos de la PAU sobre el éxito del tratamiento se evaluaron mediante análisis de regresión logística múltiple. El modelo completo era fiable (χ2 = 10,243; df = 3; p = .016), y en general, el 88,8% de las predicciones fueron precisas. Los hallazgos indicaron que la probabilidad de éxito del tratamiento no depende de la presencia de PAU.

Conclusiones

La relación entre la perpetración de IPV y la PAU es altamente compleja, y varios mecanismos subyacentes deben evaluarse más a fondo. En consecuencia, las intervenciones no solo deben detectar el consumo de alcohol, sino también todas las características individuales que podrían requerir un tratamiento personalizado.

Con el objetivo de analizar y comprender el abuso sexual en la infancia y adolescencia en España, la Fundación ANAR ha realizado el primer estudio que aborda la evolución de este silenciado problema en los últimos 11 años desde el punto de vista de las víctimas, y que arroja luz sobre asuntos como el perfil de éstas y de los agresores, las formas de abuso, las reacciones del entorno, los síntomas o las consecuencias, entre otros.

La tasa de crecimiento de los casos de abuso fue de un 300,4%, lo que indica que se han multiplicado por 4, pasando de 273 casos en 2008 a 1.093 casos en 2020. Además, mientras que el incremento anual del número de casos fue de un 14,3% de media, en los últimos 5 años se ha disparado al 20,5%, aumentando especialmente los abusos a través de las tecnologías: Grooming (36,7% de crecimiento anual) y Sexting (25,0%).

 

Ha habido un centenar de mujeres menores de 30 años atendidas, lo que suponen el 51% de las intervenciones.

La violencia sexual supone 33 atenciones en guardia, el doble que en 2020.

Ya son varios los años en los que se ha encadenado una tendencia creciente en la intervención psicológica de urgencia que se ofrece a las víctimas de violencia machista en Navarra, pero los números de este año van a disparar con creces las estadísticas.

Esta guía está enmarcada en el Proyecto MED-RES y ha sido elaborada por diferentes asociaciones implicadas como AIDOS, Women’s Rights Foundation y FPFE. Se trata de un recurso destinado a la formación de profesionales y técnicos en el ámbito de la atención a mujeres migrantes, víctimas de violencia sexual, de violencia de género o de trata.

El manual ofrece un programa de formación organizado en 5 módulos que abordan: la violencia sexual y de género, las experiencias traumáticas e impactos en la salud de las víctimas de violencia de género, las relaciones entre el personal y las víctimas de supervivientes de la violencia sexual, los aspectos y herramientas legales para el abordaje de la violencia sexual y de género en personas migrantes y solicitantes de asilo y la trata de seres humanos.

El informe de UNICEF Ocultos a plena luz recopila datos de 195 países y muestra cifras impactantes sobre la violencia sufrida por niñas y niños. Informan, por ejemplo, que cerca de 120 millones de niñas menores de 20 años en todo el mundo (alrededor de 1 de cada 10) han experimentado relaciones sexuales por la fuerza u otros actos sexuales forzados, y 1 de cada 3 niñas adolescentes de 15 a 19 años que estuvieron alguna vez casadas (84 millones) ha sido víctima de violencia emocional, física o sexual por parte del esposo o compañero. En Suiza, un estudio nacional de niñas y niños de 15 a 17 años realizado en 2009 encontró que el 22% y el 8%, respectivamente, habían sufrido al menos un incidente de violencia sexual con contacto físico. La forma más común de violencia sexual para ambos sexos fue la victimización a través de Internet.