Con el objetivo de evitar la victimización secundaria de las mujeres víctimas de violencia de género y mejorar la capacitación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el trato con estas mujeres se ha elaborado la Guía Juno. Manual policial de buenas prácticas ante la violencia machista.

La guía, del Instituto Canario de Igualdad, cuenta con una descripción detallada de las pautas de actuación recomendadas y no recomendadas en el trato con las víctimas de violencia machista, desde un modelo de atención basado en el respeto de los derechos humanos y en la puesta en marcha de determinadas habilidades de comunicación que generan un clima adecuado para la ayuda, como la empatía o la escucha activa.

TABLA COMPARATIVA de las modificaciones introducidas por la Ley Orgánica 8/2021, de 4 de junio, de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia (BOE 5 junio)

 

Todos los datos de las Estadísticas de Suicidio 2019 son datos oficiales de las Estadísticas de Defunción por Causa de Muerte 2019 del Instituto Nacional de Estadística (INE).

  • En 2019 se produjeron 3.671 suicidios en España: 3 de cada 4 son de hombres y 1 de cada 4, de mujeres.
  • Ello supone una media de 10 suicidios diarios; 1 cada dos horas y media.

Los datos hablan por sí solos: la violencia sexual afecta a niñas y niños en todos los países del mundo. Durante demasiado tiempo ha sido una pandemia silenciosa, con escaso conocimiento del alcance, la escala y las consecuencias del problema o la comprensión de las posibles soluciones. Ese silencio ha permitido perpetuar la violencia contra las niñas y los niños.

La violencia tiene lugar en los ámbitos más cotidianos de la vida de un niño: en el ámbito familiar, en la escuela, en espacios deportivos, en Internet, y solo se podrá evitar consiguiendo entornos seguros.

Cuando la violencia se produce, resulta fundamental su rápida identificación y una atención lo más eficaz posible. En esta guía encontrarás las claves principales de la nueva legislación, verás de qué manera protege a nuestros hijos e hijas, y conocerás cómo nos hace a todos parte de la solución.

Esta ley es un instrumento crucial para la protección de los niños, niñas y adolescentes ante la creciente violencia que les afecta de forma directa y desproporcionada.

Objetivo: Este estudio explora el perfil psicopatológico diferencial entre agresores de violencia hacia pareja (VPI) con y sin consumo problemático de alcohol (PAU).

Método: participó una muestra de 981 hombres de un programa de tratamiento especializado para agresores de VPI. Todos ellos fueron evaluados con el Symptom Checklist-90-Revised (SCL-90-R), el State-Trait Anger Expression Inventory-2 (STAXI-2) y el Millon Clinical Multiaxial Inventory-III (MCMI-III). Se realizaron comparaciones entre agresores con (n =125) y sin (n =856) PAU en todas las variables estudiadas.

Resultados: Los agresores con PAU tenían menor tasa de empleo y presentaban mayores tasas de antecedentes psiquiátricos y de violencia familiar en la infancia. Además, presentaban mayores niveles de pensamientos distorisonados sobre lafigura de la mujer y la utilización de la violencia. A nivel psicopatológico, los participantes con PAU presentaron puntuaciones significativamente más altas en el SCL- 90-R, en el STAXI-2, y en casi todas las escalas del MCMI-III que aquellos sin PAU. Los análisis de regresión logística multivariante mostraron que las principales variables relacionadas con la PAU eran las siguientes: niveles más altos de antecedentes psiquiátricos, pensamientos distorsionados sobre las mujeres, depresión, drogodependencia y diversos trastornos de la personalidad (bipolar, distimia, antisocial, evitativo, límite y esquizotípico); y puntuaciones más bajas en control interno, reacción de ira, ideación paranoide y trastornos esquizoides de la personalidad.

Discusión: Los agresores de VPI con PAU tienen un perfil psicopatológico más grave que los que no tienen PAU. Además, varias variables junto con la PAU pueden haber contribuido al desarrollo de la IPV. Por lo tanto, deben desarrollarse intervenciones a medida para los agresores con PAU.

El Gobierno de Navarra, a través del Servicio de Publicaciones y bajo la coordinación del Departamento de Políticas Migratorias y Justicia, ha editado el libro ‘Abusos sexuales a menores en la Iglesia católica’, que surge de un trabajo conjunto realizado entre la Asociación de Víctimas de Abusos Sexuales de Navarra, la Universidad Pública de Navarra y el propio Ejecutivo foral.

Con esta publicación “se llena el vacío historiográfico que había sobre este tema, que no contaba ninguna obra en concreto” y ha apuntado que se abordan “los abusos sexuales en la Iglesia desde una perspectiva multidisciplinar, desde la historia, el derecho, la victimología y la psicología”.

La publicación, pionera en el Estado, recoge buena parte de los contenidos, investigaciones y testimonios aportados en la jornada celebrada en Pamplona el 14 de febrero del año pasado, bajo el título “Centros religiosos y pederastia. Hacia la verdad, justicia y reparación desde Navarra”.

Sus más de 300 páginas incluyen estudios de Roldán Jimeno Aranguren, Esther Aldave Monreal, Gema Varona Martínez, María Esther Compte Grau o Josean Echauri Tijeras.

(Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid)

El contenido que se desarrolla en el presente texto pretende introducir al lector adulto en el complejo mundo de las relaciones entre iguales y, de modo singular, en el controvertido tema de los conflictos de convivencia y trato que pueden observarse entre alumnos en el contexto de los centros educativos, con especial incidencia, asimismo, en la prevención de los comportamientos que vienen a señalarse como de maltrato entre  iguales. El creciente número de casos detectados en los que se dan de manera insistente muestras palpables de acoso y abuso de unos alumnos para con otros requiere de la profunda reflexión de todos y, por supuesto, del colectivo de padres y madres que forman hoy parte esencial de las comunidades educativas.

El protocolo que aquí se presenta se plantea como un instrumento que persigue elaborar informes ágiles, homogéneos, sólidamente sustentados, que proporcionen al profesional seguridad en la toma de decisiones. Se busca prestar un servicio público pericial forense de calidad, comprometido con la buena práctica profesional, con el objetivo prioritario de contribuir, desde su ámbito de actuación, a mejorar la protección de las víctimas de violencia de género.

Consejo Médico Forense. Protocolo de valoración forense urgente del riesgo de violencia de género. Ministerio de Justicia, Secretaría General Técnica. Madrid, 2020.

 

Abstract

Objetivo: Este estudio evaluó la eficacia diferencial a largo plazo de un programa de tratamiento para agresores de violencia hacia la pareja (IPV),)  dependiendo de haber sufrido o no violencia familiar infantil (CFV).

Método:  Se incluyó una muestra de 1.008 agresores masculinos en el estudio. En la evaluación pretratamiento se realizaron comparaciones entre maltratadores con CFV (n= 339) y sin CFV (n= 669) sobre características sociodemográficas y variables psicopatológicas. La eficacia diferencial del tratamiento se evaluó en el post-tratamiento, y en el seguimiento a un año.  

Resultados: La evaluación previa al tratamiento mostró que los agresores con CFV tenían un nivel de educación más bajo, tasas más altas de antecedentes psiquiátricos previos y el acceso voluntario al tratamiento. Además, iniciaron el programa de tratamiento con más síntomas psicopatológicos, evaluados a través del SCL-90-R y el STAXI-2. En cuanto a los resultados del tratamiento, las tasas no alcanzaron diferencias significativas entre los grupos. Las medidas repetidas ANOVA evidenciaron una mejora estadísticamente significativa en los síntomas psicopatológicos en la mayoría de las variables para ambos grupos. Sin embargo, las comparaciones entre grupos sobre síntomas psicopatológicos mostraron que los agresores con CFV se vieron afectados en un grado significativamente mayor en muchas variables en el post-tratamiento y en el seguimiento, aunque no se encontraron diferencias en las tasas globales de resultados del tratamiento.

Discusión:  Esta investigación pone de relieve la heterogeneidad de los agresores masculinos de la IPV y la progresión diferencial a lo largo de los programas de tratamiento de acuerdo con la presencia de CFV.