Hasta ahora el consentimiento no era necesario si había sentencia condenatoria o un proceso penal abierto, pero la Ley de Discapacidad aprobada la semana pasada en el Congreso incluye los casos en los que la mujer ha sido acreditada como víctima en los servicios de atención aunque no haya interpuesto denuncia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *