Terapia para rehabilitar a maltratadores

17 de Abril de 2018

Miles de hombres condenados por maltrato son enviados a programas psicológicos en lugar de a prisión. Los datos señalan reincidencia muy baja y las terapeutas lo consideran fundamental, pero hay voces críticas

Habla al otro lado del teléfono Juan, el nombre ficticio de un hombre condenado por maltratar a su ex pareja. Juan no quiere dar la cara, no quiere decir de dónde es ni qué es el programa de rehabilitación de maltratadores está acudiendo. "No quiero tener una sola pista de quién soy o quién puedo ser". Quiero ese compromiso ". Y con ese compromiso cuenta Juan que al principio gritaba a su ahora ex novia, que más adelante ya lo agarraba de la rama, al cabo de unos meses, a un empujón contra la pared y a un día cualquiera, el dio un puñetazo en la cara. "Me denunció después de advertírmelo varias veces. Le dije que era su culpa, que estaba todo el día por ahí, que buscaba enfadarme ... Le decía que había cambiado ", dice.


"Pensé que el juez me enviaba a la casilla porque los jueces no nos creían a los hombres, estamos presionados por el feminismo. Pero me llevé aquí. Llevo dos meses". 'Aquí' es un Pría-Ma, un programa de intervención para agresores de la violencia de género en medidas alternativas. Una medida más polémica que conocida.


 Al  Pría-Ma  acuden aquellos hombres que han condenado por la violencia de género a una inferior a dos años de edad. En lugar de ir a prisión, el juez envía estos maltratadores a una terapia psicológica, individual o individual, que dura aproximadamente un año y que lleva a cabo un conjunto de organizaciones según cada Comunidad Autónoma. Todas las mujeres deben estar homologadas por  Instituciones penitenciarias , que es quien remite a los usuarios.



Más información